Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘depresión’

Alea jacta est dijo Julio Cesar en el momento de cruzar el río Rubicòn.

Mediante este paso se rebeló contra la autoridad del Senado y dio comienzo a la larga guerra civil contra Pompeyo y los Optimates. La oración implica que él había tomado el riesgo y pasado un «punto de no retorno».

En relación al Euro, España acaba de cruzar el punto de no retorno. España ya está fuera del Euro. No hay vuelta atrás.

¿Qué ha ocurrido?

El Estado español ha nacionalizado a Bankia-BFA, el cuarto mayor banco nacional, para evitar su quiebra desordenada y ha impuesto a todo el sistema bancario nueva provisiones que se tendrán que financiar con prestamos del FROB al 10% garantizados con acciones preferentes convertibles. Ya que los bancos no podrán generar beneficios y devolver esos préstamos, de hecho y a pocos meses vista, el Estado español ha prácticamente nacionalizado todo el sistema bancario español, con la excepción del Banco Santander y el BBVA.

De esta forma, el estado español ha asumido el compromiso de pago de unos pasivos a los que no puede hacer frente. Y son unos pasivos de un tamaño descomunal. Sólo el agujero de Bankia-BFA puede representar el 25% del Producto Interno Bruto español. A esto pasivos habrá que sumar la porquería y deuda mala que están apuntadas en los balances del resto de bancos españoles.

Ni España, ni Alemania, ni Francia, ni el Fondo Monetario Internacional tienen capacidad o voluntad de hacer frente a esos pasivos. La economía de España tiene un tamaño varias veces mayor a la de Irlanda y no hay dinero para un rescate europeo. La única forma de repagar esas deudas y evitar la quiebra total es dándole a la máquina de imprenta del dinero y devaluando la moneda nacional. España está fuera del Euro.

¿Estoy siendo catastrofista?

Veamos en detalle la magnitud de pasivos que ha asumido el Estado sólo con la nacionalización de Bankia-BFA (véase este post en el blog Nada es Gratis )

  • 173.000 millones son los depositos de hasta 100.000 por titular garantizados por el Fondo de Garantía de Depositos (que al día de hoy está seco).
  • 28.500 millones es la financión recibida con avales del estado.
  • 40.000 millones son créditos del Banco Central Europeo (con garantía del Banco de España) recibidos entre diciembre 2011 y febrero 2012.
  • 4.465 millones son las acciones preferentes que compró el FROB a cambio de un prestamo y que se acaban de convertir para nacionalizar a Bankia-BFA.

O sea, que el Estado y el FGD garantizan 173 mil millones más 28 mil+40 mil +4.4, casi 250 mil millones del balance de Bankia-BFA.

La pregunta del billón: ¿Valen los activos de Bankia mas de 250.000 milones de Euros? Evidentemente no. Si lo valieran, no hubiera sido necesario nacionalizar a Bankia-BFA.

Hay que tener en consideración que esta cifra descomunal, 250.000.000.000 Euros, representa el 25% del Producto interno bruto de España.

También hay que tener en consideración que, de las cantidades detalladas arriba, 74.000 millones + 3.500 conseguidos vendiendo acciones de Bankia -BFA en su salida a bolsa, son fondos que han entrado en el agujero de Bankia-BFA en los últimos 3 años sin conseguir tapar las vías de escape. Tras 3 años y 77.500 millones, sigue insolvente y en quiebra

¿Y ahora qué?

Los mercados y lo políticos ya descuentan la salida de Grecia el Euro en cuestión de pocas semanas. En el caso de España, estas medidas pretenden ganar tiempo y allanar el camino para reducir el caos que provocará la salida de España del Euro.

En un post anterior argumentaba que se estaba gestando la separación del Euro en dos áreas monetarias coherentes. La ventana de oportunidad para que esa medida se hubiese llevado a cabo se ha cerrado. Ahora no queda otra posibilidad que la salida de España del Euro.

Hasta que España no salga del Euro, seguirán saliendo capitales del país y no habrá ni un duro para inversión, productiva o no productiva. De hecho, los capitales ya están saliendo de España a un ritmo vertiginoso: la financiación oficial neta del BCE /Eurosistema para la economía española en el balance del Banco de España acumulada está hoy en día a más de 300 mil millones, comparados con los 175 mil millones de finales del 2011 (véase el post del blog Nada es Gratis )

¿Por qué este aumento en tres meses de 125000 millones? Esa cifra supone prácticamente entera una salida de capitales al extranjero por una magnitud del 13% del Producto Interno Bruto. Otra vez, son cantidades descomunales que la economía española no puede asumir.

España ya tiene un 25% de paro y un déficit presupuestario descontrolado, debido a la bajada de ingreso fiscales y a la subida de gastos financieros para captar dinero para financiar su creciente deuda. Los distintos Gobiernos en los últimos 4 años no han conseguido acertar ninguna previsión de déficit, ingreso y gasto. En el primer trimestre fiscal, los ingresos del estado han bajado pese a la subida de impuestos. Nadie en su sano juicio prestará dinero frente a una gestión tan chapucera de las cuentas publicas.

El dinero sale a la espera de que una nueva moneda española se establezca y se devalúe entre un 50% y 70%, antes de encontrar su nueva tasa de cambio de equilibrio con el Euro y el Dólar.

Como dicen los anglosajones, “we are living on borrowed time”. Estamos viviendo en tiempo prestado. Nos hallamos en un limbo de espiral descendiente hasta que se rompa la baraja del Euro. Estamos atascados en una DEPRESIÓN económica.

Por lo menos el primer paso se ha dado. España ya ha salido del Euro.

Espero vuestros cometarios…

Post relacionados:

“El Euro-Sestercio”

Se cae por su peso

El monje que comprò media docena de Ferrari

Protege tu patrimonio ante el final del Euro

En una imagen la historia del capitalismo mundial, de 1760 hasta la actualidad

¿1930 o 2010?”

Anuncios

Read Full Post »

expansion credito en EEUU de 1915-2002

Expansión del Credito como percentual del PIB de EEUU 1915-2002

Esta imagen de Elliot Wave Theorist vale más que mil palabras. Reproduce la evolución del cedito total extendido en EEUU en relación a su Producto Interior Bruto desde 1915 hasta 2002 y nos enseña que le espera a la gigantesca burbuja de crédito mundial que se ha inflado a lo largo de los últimos 70 años.

Tras la Gran Depresión, la Fed y el gobierno de EEUU se embarcaron en un programa de creación de nuevo dinero y crédito, fomentando la confianza de los prestamistas y los prestatarios a fin de facilitar la expansión del crédito. Estas políticas, que ya habían generado la burbuja de los años 1920-1929 que estalló en la Gran Depresión, son la causa directa de la tendencia expansiva mucho mayor que se inició en 1932 y que se ha acelerado durante el último medio siglo.

Otros gobiernos y bancos centrales a lo largo y ancho del mundo han seguido políticas similares. El Fondo Monetario Internacional, el Banco Mundial y otras instituciones similares, financiado principalmente por el contribuyente de EE.UU., han otorgado créditos inmensos en todo el mundo.

Sus políticas han apoyado una inflación casi continua en todo el mundo, especialmente durante los últimos treinta años. Como resultado, el sistema financiero mundial está congestionado de deuda no auto-liquidable.

Varios economistas han alabado este sistema bajo la creencia errónea de que la expansión del crédito promueve el crecimiento económico. Es tristemente falso. El crédito empuja el crecimiento económico en el corto y medio plazo, pero a la larga la colosal deuda que se acumula colapsa por su propio peso. A ese fenómeno se le llama deflación y destruye la economía. Una economía devastada, por otra parte, estimula comportamientos políticos radicales, algo que empeora aun mas la situación.

El valor del crédito que se ha extendido en todo el mundo no tiene precedentes. Peor aún, la mayor parte de esta deuda es del tipo no auto-liquidable. Gran parte de ella comprende préstamos a los gobiernos, los préstamos de inversión para la compra de acciones e inmuebles y préstamos para artículos de consumo corriente y servicios, ninguno de los cuales esta relacionado con una inversión en actividad productiva que genere recursos para pagar la deuda. Incluso una gran cantidad de deuda corporativa es hoy en día del tipo no auto-liquidable, ya que gran parte de la actividad empresarial en estos últimos años está más relacionada con las finanzas que con la producción.

En los últimos dos años, las medidas que se han adoptado para paliar la crisis consisten marginalmente en crear más dinero de la nada a traves del denominado “quantitative easing” y, principalmente, en emitir más y más deuda a cargo de los Gobiernos. Más de lo mismo.

La economía global está enganchada a la droga del crédito y, en vez que pasarla por un programa de desintoxicación radical, se le está administrando cada vez mas droga dura.

Tengo claro que la arquitectura financiera global tiene fallos estucturales y conceptuales insalvables. Se está cayendo por su propio peso y habrá que reedificarlo desde sus escombros.

Espero vuestros cometarios….

Post relacionados:
"El monje que comprò media docena de Ferrari"
"La boda de la asistenta y el helicòptero"
"Déja vu"
"El umbral de la recuperación"
"En una imagen la historia del capitalismo mundial, de 1760 hasta la actualidad"
"¿1930 o 2010?"

Comparte este post
Bookmark and Share

Read Full Post »

Solicitando trabajo en octubre de 1930

El Presidente del Gobierno de España declaró el día 5 de febrero de 2010, tras una caída de la bolsa española alrededor del 17% en el primer mes de 2010, que “nos encontramos en el umbral de la recuperación”.

Una afirmación de este tipo demuestra el total desconocimiento de los más básico mecanismos de funcionamiento de la economía y de los mercados financieros: históricamente, una caída de la bolsa y de los mercados financieros de semejante tamaño siempre ha sido suficiente para causar una contracción de la actividad económica y del empleo.

Debería quedar claro de los post anteriores en este blog que, según mi análisis, al día de hoy nos enfrentamos a una crisis económica global cuyas causas no se deben solo a los conocidos excesos financieros de la última década o a factores cíclicos de corto plazo.

En este post quiero empezar a explicar las razones que me levan a anticipar para los próximos meses una ulterior y brusca caída de la bolsa que nos llevará de cabeza a una depresión mundial de carácter deflacionario, de larga duración y gran magnitud. Apoyo mi razonamiento en las lúcidas y reveladoras teorías económicas de Dr. Robert Prechter, presidente de Elliot Wave Theorist.

¿Qué es una depresión?

Una contracción económica empieza con una caída e insuficiencia de la demanda de bienes y servicios en relación al nivel de producción de los mismos. Frente a esa caída e insuficiencia, los precios de los bienes y servicios bajan. La bajada de los precios indica a los productores que tienen que reducir y la producción y, como consecuencia, el nivel general de la producción cae.

Las contracciones económicas pueden ser de intensidad muy variables. Lo economistas definen solo 2: las “recesiones” y las “depresiones”. Basándonos en como los economistas han utilizados esa definiciones en el pasado, podemos llegar a la conclusión que la recesión es una caída moderada de la producción total, que puede durar entre pocos meses y un par de años. De otro lado, la depresión es una caída de la producción total demasiado profunda o duradera para poderla definir sencillamente recesión. Esos términos son evidentemente muy genéricos, cuantitativos e imprecisos. La teoría económica es incapaz de definirlas de forma mas precisa.

El alcance de la contracción económica que anticipo es demasiado grande para que se la pueda llamar una “recesión” como las que la economía capitalista mundial ha experimentado 11 veces desde 1933. Si mis predicciones son correctas, en el momento que la contracción termine ningún economista hesitará en definirla una “depresión”.

Las depresiones, bolsa y psicología colectiva

A la hora de aventurarse en el resbaladizo terreno de las previsiones económicas, podemos empezar por una observación: las caídas importantes de la bolsa siempre llevan directamente a una depresión. En el gráfico que adjunto, que representa la evolución del índice de la bolsa de Nueva York desde 1760 hasta la actualidad, podemos ver que ha habido depresiones económicas emparejadas con cada uno de los puntos en que se aprecia una caída de la bolsa de envergadura. En concreto, hubo depresiones de 1835 a 1842 y de 1929 a 1932.

La bolsa de valores es el espejo más sensible del estado de la psicología colectiva de la sociedad moderna. Cuando las masas se encuentra en un estado de optimismo colectivo, compran acciones y emprenden actividades productivas. Al revés, cuando las masas se encuentran en un estado de pesimismo colectivo, venden acciones y reducen sus gastos, actividades productivas e inversiones. Las tendencias en la economía real se manifiestan siempre con un retraso respeto a la evolución dela bolsa porque las decisiones que se toman en los puntos álgidos del estado emocional colectivo tardan tiempo en evidenciar sus consecuencias.

Podemos concluir que las tendencias psicológicas crean las tendencias económicas. Esta relación causal entre la psicología y la economía es el opuesto de lo que la mayoría de los economistas y de los analistas financieros suelen mantener. Sobretodo, resulta ser un marco interpretativo mucho mas eficiente a la hora de entender y anticipar la evolución de la economía que la, hoy en día muy cuestionada, teoría de los mercados eficientes.

En particular, ese gráfico pone de manifiesto que las caídas más brutales de la bolsa no suelen aparecer tras largos períodos de declino, que indican un lento proceso de deterioro, sino tras largos periodos de expansión económica y subida de los precios de las acciones. Las depresiones empiezan con una aparentemente impredecible inversión de una persistente subida de la bolsa.

Es el cambio brutal desde el creciente optimismo hacia el creciente pesimismo lo que desencadena la contracción económica. En los últimos meses hemos experimentado una subida puntual de la bolsa, en el contexto de un mercado bajista que durará muchos años paralelamente a un creciente pesimismo que dominerá la sociedad.

Desde luego, no nos encontramos en el “umbral de la recuperación”.

Read Full Post »