Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘deflación’

image

A menudo se utiliza la expresión “el precio del dinero” en referencia a la tasa de interés que se tiene que pagar para para poder conseguir un préstamo.

En el gráfico que adjunto se puede analizar la tasa de interés que los principales gobiernos nacionales europeos han tenido que pagar para conseguir dinero vendiendo deuda pública en los últimos 200 años. Es el “precio” que han pagado para poder financiarse en los mercados.

image

Tasa de interés de los Bonos a 10 años de los principales paises europeos, de 1807 a 2015

Lo que inmediatamente salta a la vista es que los niveles actuales de las tasas de interés, próximas a cero o directamente negativas, son una anomalía histórica.

En concreto,  sólo se ha alcanzado un nivel próximo a cero inmediatamente antes del colapso de una divisa nacional y un periodo de hiperinflaciòn, el fenomeno monetario por el que los precios de los servicios y productos suben tan rápido que es necesario actualizar elnprecio del pan en los supermercados varias veces al día.

El gráfico de Alemania es el más claro de todos: antes de la hiperinflaciòn del periodo entre 1921 y 1923, las tasas de interés llegaron a cero.

image

Tasa de interés del bono a 10 años alemán de 1807 a 2015

Éstos gráficos nos enseñan algo que es fácil captar con el sentido común: cuando el precio del dinero es igual a cero, el dinero no vale nada.

Sin embargo, los economistas asociacion tasas de interés próximas a cero o negativa con lo que se llama deflación. En un escenario deflacionario, los precios generales de los productos y servicios que los ciudadanos de un país compramos baja y la consecuencia es que la misma cantidad de dinero permite adquirir cantidades cada vez mayores de los mismos productor y servicios. Parece que el dinero vale más.

Una buena forma para entender este contrasentido aparente es la metafora de la cuerda elástica que se estira: cuanto más tiremos por los dos extremos de una cuerda elástica,  tanto más la cuerda se alarga y abarca una  mayor distancia…. hasta que, de repente, se rompe.

Alan Greenspan, el antiguo Presidente de la Reserva Federal de EEUU, mencionaba en una entrevista reciente el  “tipping point” en el que en el que la deflación se transforma de forma repentina y violenta en hiperinflaciòn.

Siempre es complicado, o directamente imposible, hacer predicciones en el campo de la economía. ¿Tendremos un colapso monetario del Euro e hiperinflación en un futuro cercano?

Ya veremos…

Las curvas de los bonos se aplanan en todo el mundo

Los gráficos anteriores visualizan la evolución de los bonos a 10 años de los principales países europeos. Los próximos tres gráficos 3D marcan la evolución de la rentabilidad de los diferentes vencimientos, desde los 6 meses hasta los 30 años.

El bono USA
image

El Bund Alemán
image
Y el Bono Japonés
image

Un día de estos, los mercados y los ciudadanos de a pie perderán la confianza en los académicos que marcan las politicas económicas de la Federal Reserve americana, el Banco Central Europeo y el Banco de Japón. La cuerda se romperá y las divisas fiat mundiales se Weimer-izarán.

Via Zerohedge

Post relacionados:

Se cae por su peso

El monje que comprò media docena de Ferrari

En una imagen la historia del capitalismo mundial, de 1760 hasta la actualidad

¿1930 o 2010?”

Anuncios

Read Full Post »

20111001-070124.jpg

En este gráfico de Elliot Wave se puede apreciar la peculiar forma en que se deshincha una burbuja financiera.

Entre 1930 y 1932 el indice Dow Jones de la bolsa de Nueva York hubo 7 periodos en los que el mercado subía con fuerza: la duración media de los tramos alcistas del mercado fue de 40 días y la subida media fue del 24%.

Sin embargo, en el compito global en esos años la bolsa perdió 86% de su capitalización.

La historia se repite. La inestabilidad y la crisis durarán hasta que se termine el proceso de desapalancamiento en curso.

Espero vuestros cometarios….

Post relacionados:
"El Euro-Sestercio"
"Se cae por su peso"
"El monje que comprò media docena de Ferrari"
"La boda de la asistenta y el helicòptero"
"Déja vu"
"El umbral de la recuperación"
"En una imagen la historia del capitalismo mundial, de 1760 hasta la actualidad"
"¿1930 o 2010?"

Comparte este post
Bookmark and Share

Read Full Post »

expansion credito en EEUU de 1915-2002

Expansión del Credito como percentual del PIB de EEUU 1915-2002

Esta imagen de Elliot Wave Theorist vale más que mil palabras. Reproduce la evolución del cedito total extendido en EEUU en relación a su Producto Interior Bruto desde 1915 hasta 2002 y nos enseña que le espera a la gigantesca burbuja de crédito mundial que se ha inflado a lo largo de los últimos 70 años.

Tras la Gran Depresión, la Fed y el gobierno de EEUU se embarcaron en un programa de creación de nuevo dinero y crédito, fomentando la confianza de los prestamistas y los prestatarios a fin de facilitar la expansión del crédito. Estas políticas, que ya habían generado la burbuja de los años 1920-1929 que estalló en la Gran Depresión, son la causa directa de la tendencia expansiva mucho mayor que se inició en 1932 y que se ha acelerado durante el último medio siglo.

Otros gobiernos y bancos centrales a lo largo y ancho del mundo han seguido políticas similares. El Fondo Monetario Internacional, el Banco Mundial y otras instituciones similares, financiado principalmente por el contribuyente de EE.UU., han otorgado créditos inmensos en todo el mundo.

Sus políticas han apoyado una inflación casi continua en todo el mundo, especialmente durante los últimos treinta años. Como resultado, el sistema financiero mundial está congestionado de deuda no auto-liquidable.

Varios economistas han alabado este sistema bajo la creencia errónea de que la expansión del crédito promueve el crecimiento económico. Es tristemente falso. El crédito empuja el crecimiento económico en el corto y medio plazo, pero a la larga la colosal deuda que se acumula colapsa por su propio peso. A ese fenómeno se le llama deflación y destruye la economía. Una economía devastada, por otra parte, estimula comportamientos políticos radicales, algo que empeora aun mas la situación.

El valor del crédito que se ha extendido en todo el mundo no tiene precedentes. Peor aún, la mayor parte de esta deuda es del tipo no auto-liquidable. Gran parte de ella comprende préstamos a los gobiernos, los préstamos de inversión para la compra de acciones e inmuebles y préstamos para artículos de consumo corriente y servicios, ninguno de los cuales esta relacionado con una inversión en actividad productiva que genere recursos para pagar la deuda. Incluso una gran cantidad de deuda corporativa es hoy en día del tipo no auto-liquidable, ya que gran parte de la actividad empresarial en estos últimos años está más relacionada con las finanzas que con la producción.

En los últimos dos años, las medidas que se han adoptado para paliar la crisis consisten marginalmente en crear más dinero de la nada a traves del denominado “quantitative easing” y, principalmente, en emitir más y más deuda a cargo de los Gobiernos. Más de lo mismo.

La economía global está enganchada a la droga del crédito y, en vez que pasarla por un programa de desintoxicación radical, se le está administrando cada vez mas droga dura.

Tengo claro que la arquitectura financiera global tiene fallos estucturales y conceptuales insalvables. Se está cayendo por su propio peso y habrá que reedificarlo desde sus escombros.

Espero vuestros cometarios….

Post relacionados:
"El monje que comprò media docena de Ferrari"
"La boda de la asistenta y el helicòptero"
"Déja vu"
"El umbral de la recuperación"
"En una imagen la historia del capitalismo mundial, de 1760 hasta la actualidad"
"¿1930 o 2010?"

Comparte este post
Bookmark and Share

Read Full Post »

El primer paso para sobrevivir y prosperar en a una depresión deflacionaria es entenderla. Este es el primero de una serie de post cuyo objetivo es analizar y explicar de forma sencilla como funciona la economía en la situación deflacionaria en la que nos encontramos.


¿Inflación o deflación?

Ayer los partidos políticos españoles se reunieron en una comisión para consensuar medidas para “salir” de la crisis. Por supuesto, no se ha llegado a ningún acuerdo. Las medidas que proponen unos y otros son mutuamente incompatibles y opuestas. Por ejemplo: unos defienden subir los impuestos y otros bajarlos.

¿Cómo es posible que antes el mismo problema se abogue por soluciones totalmente opuestas? Si te llevas la impresión de que los encargados de gestionar la economía están dando palos de ciegos y que se dejan guiar mas por ideología que por análisis económica, estás acertando.

Sin embargo, no es un problema únicamente español o ideológico. Es el reflejo del desacuerdo entre los principales economistas a nivel mundial sobre si estamos pasando por un proceso de larga duración de deflación o si hay serios riesgos de inflación.


¿Que es la deflación?

A nivel intuitivo se asocia la inflación con la subida de precios de los bienes y servicios que se venden en los mercados, y la deflación con la bajada de los mismos precios.

Esta visión es incorrecta. En realidad, lo que varia es el valor de una unidad de moneda: la deflación ocurre cuando la cantidad de moneda en circulación en una economía disminuye en relación a la cantidad de bienes y servicios que se pueden comprar en esos mercados.

La escasez de moneda en relación al total de bienes y servicios en venta hace que con una unidad de la misma se pueda comprar cada vez mas. La subida y bajada de los precios es solo una consecuencia de la relativa escasez o abundancia de dinero en circulación.


El helicóptero

Algunos economistas abogan por el hecho de que la deflación es imposible porque los bancos centrales pueden “imprimir” dinero sin limite. Es la teoría del helicóptero: si falta dinero en la economía, se pueden fabricar billetes y tirarlos desde un helicóptero y se soluciona el problema.

Si esta teoría fuera cierta, la solución a la crisis actual sería muy sencilla: sería suficiente extender un cheque de 1 millón de Euros a cada uno de los ciudadanos del mundo para reactivar la economía.

La realidad es que los bancos centrales no controlan la cantidad de dinero en circulación porque su cantidad total depende de el uso que hacen de él los individuos, los bancos y las empresas.


La asistenta casadera

Hagamos un ejemplo sencillo. Imaginemos que vives en una pequeña isla- nación y que la única moneda en circulación es un billete de 1€ en tu bolsillo. Analicemos que puede ocurrir con tu dinero:

  • Compras pan al panadero y le entregas 1€. El panadero compra un café en la cafetería del pueblo y le entrega el euro. El dueño de la cafetería se compra un periódico y entrega al quiosquero el euro. En esta pequeña economía, a partir de 1€ se ha creado una actividad económica (un “Producto Interior Bruto” o PIB) de 1+1+1 = 3€. El Euro ha circulado, creando una riqueza de 3€ y tres personas han tenido acceso a dinero en sus manos. La economía crece y hay trabajo.
  • Te quedas el euro en tu bolsillo por la razón que sea (tienes miedo, todos hablan de crisis, no sabes como pagar el alquiler el mes que viene, etc). ¿Resultado? El PIB de la economía de tu isla baja de 3€ a 0€ y el panadero y el quiosquero terminan en el paro.
  • El banco central de la isla imprime otros dos billetes de 1€, los entrega al panadero y al quiosquero y ellos también deciden guardarlos (porque “hay mucha crisis”, están en el paro y nadie compra pan y prensa). El PIL de tu isla sigue en 0€ y todos en el paro.

Por el mismo mecanismo, si triunfa el amor y decides casarte con la asistenta a quien pagabas para ayudarte a llevar la limpieza en tu casa, el PIB de tu isla se contrae.

En la economía real, este fenómeno se magnifica porque, mientras los individuos gastando suman dinero a la economía, los bancos, extendiendo crédito, multiplican la cantidad de dinero en circulación.

En el contesto actual, los bancos centrales han perdido la capacidad de regular la economía controlando la cantidad de moneda en circulación: los bancos no prestan dinero, las empresas no solicitan crédito para inversión, los consumidores no asumen prestamos para consumir y limitan su consumo. Estamos atascados en un proceso deflacionario de larga duración.


Reactivar la economía

La actividad económica es un torbellino que se arranca y sigue inercialmente.

Si se queda atascado, hay que cambiar los precios relativos para que las fuerzas de mercado vuelvan a realocar los recursos de la forma mas eficiente y de paso se instale una inercia de dinamismo y movimiento sobre la que trabajar para crecer.

Para entendernos: en la presente situación de deflación, no tiene sentido que te compres un piso porque los precios de los inmuebles están hinchados a niveles irreales, se espera que bajen y es casi imposible que un banco te conceda una hipoteca. El mercado está congelado y el sector de la construcción perdiendo empresas y generando paro. El torbellino se ha atascado.

Pese a que hay millones de pisos vacíos en España y gente que los necesita, los precios no bajan porque los balances de los bancos se basan en esas valoraciones hinchada y ficticia de sus “activos” inmobiliarios. Una bajada de precios a nivel de mercado comportaría la quiebra técnica del sistema bancario español.

Descongelar el mercado inmobiliario con bajadas del 50% en su nivel de precios, a través de impuesto sobre los millones de pisos vacíos y exigir provisiones mas elevadas a los bancos por sus “activos” inmobiliarios, cambiaría los precios relativos, o sea la relación entre tu sueldo y el precio de un piso. Esa medida arrancaría el torbellino de la actividad económica, instalando una inercia de dinamismo y movimiento sobre la que trabajar para hacer crecer la economía.

Esa medida reactivaría la construcción y permitiría que bajaran drásticamente los alquileres, posibilitando a los trabajadores españoles moverse y emigrar hacia donde haya mas trabajo. Eso aumentaría la flexibilidad y productividad del trabajo en España mas que una reducción de los salarios o costes laborales en pos de “mejorar la competitividad”.

Una reducción de los sueldos, en cambio, agravaría todavía más el atasco del torbellino de la actividad económica.

En la situación de depresión deflacionaria en la que nos encotnramos, te aconsejo utilizar este criterio a la hora de valorar las propuestas para enfrentarse a la crisis que se plantean desde la arena política: ¿desatascan y dinamizan el torbellino de la economía?

Para una exposición mas detallada del porque nos encontramos en una encrucijada económica critica y de como puedes sobrevivir y prosperar en una depresión económica de carácter deflacionario, te remito a los posts anteriores en este blog:

– post: “Déja vu
– post “El umbral de la recuperación
– post “En una imagen la historia del capitalismo mundial, de 1760 hasta la actualidad
– post “¿1930 o 2010?”


Comparte este post Bookmark and Share

Read Full Post »